elmundo.es - Graficos Interactivos
Un especial de ELMUNDOSALUD

  © Mundinteractivos, S.A.
Política de privacidad
 
 


Plug-in de Flash MX gratis


Acrobat Reader gratis

Reproduccion celular

Mitosis.

Meiosis

MEOSIS.

miércoles, 18 de julio de 2007

SISTEMA RESPIRATORIO

SISTEMA RESPIRATORIO

Es el conjunto de órganos que permiten captar oxigeno y eliminar anhídrido carbónico producido en el proceso de respiración. El proceso respiratorio tiene como órgano central a los pulmones.

El sistema respiratorio esta conformado por los órganos siguientes:

FOSAS NASALES

Ubicación

ü Comprende la nariz y la cavidad nasal

Características:

ü Tiene forma piramidal con una base inferior donde se forman la fosas nasales

ü La parte superior de la nariz tiene un esqueleto óseo.

ü La zona inferior de la nariz tiene un esqueleto cartilaginoso

Partes:

ü Cavidad nasal

ü Senos paranasales

Función:

ü Intercambian oxigeno y anhídrido carbónico con el medio aéreo

LARINGE:

Ubicación:

  • se encuentra en la parte posterior al cuello a la altura de las vértebras cervicales 5º, 6º y 7º.
  • Esta en comunicación con la faringe y la traquea.

Características:

  • Es una estructura músculo cartilaginosa
  • Es el órgano de la fonación
  • Formada por tres cartílagos:
    • Cricoides
    • Tiroides
    • Epiglotico
  • Internamente presenta una hendidura ante posterior llamada glotis

Partes:

o Hioides: es un hueso de la garganta, corto y compacto, impar, central y simétrico en forma de hipsilon con un cuerpo con dos caras, dos bordes, dos extremos y cuatro prolongaciones laterales o astas, dos a cada lado, mayores y menores.

o Tiroides (glándula): Glándula de secreción interna situada delante ya cada lado de la tráquea. Secreta las hormonas tiroidales triyodotironina

o Tiroides (cartílago): El cartílago tiroides, situado por encima del arco cricoideo, es el mayor cartílago de los laríngeos. Está formado por dos láminas simétricas con forma cuadrilátera. La unión de estas dos láminas forman la prominencia laríngea (también llamada "nuez").

Función:

  • Intervienen en el proceso de deglución
  • Cierran la abertura laringea para evitar que penetre el contenido alimenticio en las vías respiratorias
  • Tensan las cuerdas bucales.

TRAQUEA

Ubicación:

  • Esta situado entre la laringe y el origen de los bronquios

Características:

  • Tiene entre 12 y 15 cm. de longitud y está constituida por unos 16-20 cartílagos en forma de anillo unidos entre sí que le dan su rigidez.
  • Tiene una forma semicircular
  • Revestida de epitelio con abundantes glándulas mucosas
  • En su parte inferior se dividen los bronquios

Función:

  • Brinda una vía abierta al aire inhalado (oxigeno) y exhalado (anhídrido canónico) desde los pulmones.

BRONQUIOS

Ubicación:

  • Situados en la parte interior de los pulmones derecho e izquierdo.

Características:

  • Son los conductos resultantes de la bifurcación de la traquea.
  • Es semejante a la traquea
  • En el pulmón derecho hay tres bonquitos:
      • Lobar superior
      • Lobar medio
      • Lobar inferior
  • En el pulmón izquierdo encoframos dos:
      • Lobar superior
      • Lobar inferior
  • Estos a su ves dan paso a nuevas ramificaciones, terminando en cada uno de ellos el alveolo pulmonar.

Partes:

  • Pulmón Derecho:
    Lóbulo superior:
    Apical
    Posterior
    Anterior

  • Pulmón Izquierdo:
    Lóbulo superior:
    Culminar
    Apical posterior
    Anterior
    Lingular
    Superior
    Inferior

Función:

§ conduce el aire desde la tráquea a los alvéolos pulmonares

PULMON

Ubicación:

ü Están situados en la cavidad torácica, separados por el corazón, a la altura de la primera torácica.

Características:

ü Son dos uno derecho y otro izquierdo

ü Son órganos blandos, esponjosos y dilatables con forma de cono truncado.

ü Tienen unos 26 cm de alto por 15 de diámetro anteroposterior, y una capacidad de unos 1.600 cm3, siendo el derecho mayor que el izquierdo.

Partes:

ü Lobulillo pulmonar

ü Bronquiolo

ü Alvéolos pulmonares

Función:

ü Realizar el proceso de la hematosis u oxigenación de la sangre venosa.

Infecciones respiratorias superiores

El aire está poblado por millones de microorganismos, bacterias, virus y hongos que pueden entrar en los pulmones durante la respiración, y producir infecciones respiratorias bastante comunes. Cuando pasa la infección, la Diatermia Capacitiva se constituye como un método idóneo para agilizar la recuperación del organismo, favorecer la expectoración y estimular el drenaje de los exudados que se han producido durante la enfermedad, acelerando así la normalización de los tejidos. Se reabsorben más rápidamente los exudados, mejoran los dolores y la tos.

Sinusitis

Una infección bacteriana puede seguir a una viral, haciendo que una secreción similar al pus se acumule en los sinus nasales, provocando fiebre, dolor de cabeza, nariz bloqueada y pérdida del sentido del olfato. Se trata de la sinusitis. La Diatermia Capacitiva favorece el drenaje de las toxinas celulares y contribuye a la mejora general de la patología mediante el aumento del metabolismo y el efecto térmico localizado.

Amigdalitis

Más corriente en los niños, las amígdalas inflamadas pueden causar fiebre, dolor de cabeza, inflamación de garganta, incomodidad al tragar y dolor de oídos. A menudo también se hinchan los nódulos linfáticos del cuello. Aplicar Diatermia Capacitiva tras la inflamación atenúa la sensación dolorosa, mejora la eliminación de los exudados y acelera la normalización de los tejidos.

Faringitis

La inflamación de la faringe causa anginas, fiebre, dificultad para tragar, dolor de oídos e hinchazón de los nódulos linfáticos del cuello. Transcurrida la infección, la termopenetración en profundidad que genera la Diatermia Capacitiva aporta un suplemento notable del porcentaje de nutrientes y oxígeno a los tejidos dañados, lo cual provoca un aumento de los intercambios metabólicos y una mejora de las células afectadas. Favorece el drenaje de las toxinas y restituye la normalización de los tejidos.

Laringitis

Habitualmente causada por un virus, esta infección causa ronquera, inflamación de la garganta y pérdida de la voz. La Diatermia Capacitiva reduce la inflamación en los problemas de faringitis, aumentando la nutrición y oxigenación de los tejidos afectados, y favoreciendo el drenaje de las toxinas. Se observan buenos resultados en la laringitis estridulosa y en el garrotillo.

Bronquitis crónica

De entre las enfermedades del pulmón, la bronquitis crónica es en primer lugar la que entra en cuenta para el tratamiento diatérmico. Ya después de las pocas sesiones, los enfermos sienten frecuentemente una disminución de su disnea, al mismo tiempo que decrece la excitación tusígena y se facilita la expectoración. Esta mejora suele aumentar progresivamente en el trascurso de la cura. Se obtiene también muy buenos resultados en casos de bronconeumonías. En todas estas afecciones respiratorias la diatermia es, por lo menos, bien soportada: nunca se ha observado que por causa de ella se haya exacerbado ninguno de sus síntomas propios o que el estado general del enfermo haya empeorado por consecuencia del tratamiento eléctrico, lo cual representa una gran tranquilidad para el médico que sienta la indicación de la diatermización en una enfermedad broncopulmonar. Los enfermos afectos de disnea observan, inmediatamente desde el comienzo del tratamiento por medio de la diatermia, un alivio considerable de este síntoma, y la sensación de euforia se mantiene muchas horas después de terminada la aplicación. Los síntomas dolorosos se aminoran y la expectoración se hace más fluida y abundante. La sensación de peso y opresión torácica también mejora, y en los casos favorables llega a desaparecer del todo.

Pleuritis

En las pleuritis secas y en las pleuresías con derrame no solamente se mejoran los síntomas, sino que se abrevia la duración de la enfermedad, especialmente en las segundas, por causa de la más rápida reabsorción de los exudados.

Derrame pleural

La inflamación pleural puede producir infecciones, especialmente neumonía o tuberculosis, y hace que el exceso de fluido se acumule en el espacio entre las dos membranas de la pleura. Esta efusión causa dolor durante la inhalación y produce disnea. Estos enfermos observan, inmediatamente desde el comienzo del tratamiento por medio de la Diatermia Capacitiva, un alivio considerable de este síntoma, y la sensación de euforia se mantiene muchas horas después de terminada la aplicación. Los síntomas dolorosos se aminoran y la expectoración se hace más fluida y abundante. La sensación de peso y opresión torácica también mejora, y en los casos favorables llega a desaparecer del todo. Una vez transcurrida la infección, se puede aplicar Diatermia Capacitiva para favorecer el drenaje de los líquidos y la aceleración de la reabsorción del derrame por el organismo.

Asma

La Diatermia Capacitiva actúa también muy favorablemente en el asma bronquial. La termopenetración profunda que genera la Diatermia Capacitiva aumenta el riego sanguíneo de los bronquiolos pulmonares, incrementando en cantidad y calidad tanto su aporte de nutrientes como de oxígeno. Favorece el drenaje de los exudados y el ensanchamiento de las vías respiratorias, y en consecuencia, se mejora la capacidad pulmonar del afectado.

En los asmáticos se han obtenido resultados muy halagadores: enfermos con aparente amenaza de asfixia han marchado a sus casas después de la primera sesión respirando amplia y desembarazadamente. Sin embargo, el tratamiento se ha prolongado durante un período de seis a diez días y luego repetirnos las series de tiempo en tiempo hasta obtener la curación definitiva, o por lo menos una mejoría persistente.

Neumonía fibrinosa

La neumonía fibrinosa también puede ser tratable con la Diatermia Capacitiva. Se debe comenzar el tratamiento lo más precozmente posible, esto es, con la iniciación de la fiebre, y proseguirse periódicamente. Se mejora con esto considerablemente la circulación en los pulmones, lo cual se traduce en una lentificación y un robustecimineto del pulso. Sorprende en especial la rápida desaparición de los dolores y la facilidad de expectoración. Una formación de sudor abundante impulsa la eliminación de toxinas, al mismo tiempo que la Diatermia Capacitiva favorece que se reabsorban más rápidamente los exudados, se mejoran los dolores y la tos.

Empiemas

La Diatermia Capacitiva favorece también la eliminación de pus en la cavidad pleural o del espacio situado por debajo del diafragma, generalmente secundario a una infección del pulmón. El potente efecto trófico y de drenaje que genera el aparato facilita la reabsorción de los exudados por el sistema linfático y la eliminación de los restos del metabolismo celular a través del sistema excretor del organismo.

Otras patologías:

Tos ferina, dolores por adherencias, dolores inflamatorios agudos. La Diatermia Capacitiva procura un alivio considerable en los dolores ocasionados por adherencicias pleurales), síntomas bronquiales simultáneos, trastornos pulmonares crónicos, resfriado común, tuberculosis pulmonar (aún no llegando a obtener curaciones completas, se señalan mejorías con remisión de los trastornos subjetivos), etc.

FUNCION DEL SISTEMA RESPIRATORIO

La Respiración

Consiste en tomar oxigeno del aire y desprender el diòxido de carbono que se produce en las células.

Tienen tres fases :

1. Intercambio en los Pulmones.

2. El transporte de gases.

3. La respiración en las células y tejidos.

El Intercambio En Los Pulmones

El aire entra en los pulmones y sale de ellos mediante los movimientos respiratorios que son dos:

En la Inspiración el aire penetra en los pulmones porque estos se hinchan al aumentar el volumen de la caja torácica. Lo cual es debido a que el diafragma desciende y las costillas se levantan. En la espiración el aire es arrojado al exterior ya que los pulmones se comprimen al disminuir de tamaño la caja torácica, pues el diafragma y las costillas vuelven a su posición normal.

Respiramos unas 17 veces por minuto y cada vez introducimos en la respiración normal ½ litro de aire. El número de inspiraciones depende del ejercicio, de la edad etc. la capacidad pulmonar de una persona es de cinco litros. A la cantidad de aire que se pueda renovar en una inspiración forzada se llama capacidad vital; suele ser de 3,5 litros.

Cuando el aire llega a los alvéolos, parte del oxigeno que lleva atraviesa las finisimas paredes y pasa a los glóbulos rojos de la sangre. Y el diòxido de carbono que traía la sangre pasa al aire, así la sangre venenosa se convierte en sangre arterial esta operación se denomina hematosis.

· Transporte De Los Gases

El oxigeno tomado en los alvéolos pulmonares es llevado por los glóbulos rojos de la sangre hasta el corazón y después distribuido por las arterias a todas las células del cuerpo.El diòxido de carbono es recogido en parte por los glóbulos rojos y parte por el plasma y transportado por las venas cavas hasta el corazón y de allí es llevado a los pulmones para ser arrojado al exterior.

· La Respiración De Las Células

Toman el oxigeno que les lleva la sangre y/o utilizan para quemar los alimentos que han absorbido, allí producen la energía que el cuerpo necesita y en especial el calor que mantiene la temperatura del cuerpo humano a unos 37 grados.